Follow by Email

sábado, 27 de julio de 2013

Hueles a jazmín



Hueles a jazmín, a verano, a sal, a mar abriéndose lentamente entre la piel, a viento en las velas, a sol enredado en tu vestido blanco, a sudor, a azahar, a vainilla, a miel, a ternura dorada, a luz, a dulzura de olas mecidas por la brisa marina...


Llegas, sigilosa, hasta él, hasta su abrazo eterno. Te hundes en sus ojos, con ese gesto tan tuyo, altivo y dulce a la vez, y os contempláis, como quienes miran por primera vez el mundo…


Te hundes en sus brazos, en su pecho, en su corazón. Estás rota, cansada de arrastrar tu armadura por el mundo…


Has llegado hasta él, la fuente de la que bebes y bebes y bebes, y te inundas de vida…de agua...agua y más agua resbalando por tu alma cansada, confundidos, enredados….y  como un río te van  inundando sus labios…cierras los ojos y al abrirlos, ya no estás allí. Todo a tu alrededor ha desaparecido. Tal vez estés muerta  o te has dormido de nuevo  ¿Qué diferencia hay?  Estás sola, tendida en el sofá de tu casa. Repasando lentamente cada segundo vivido, cada palabra, cada roce, cada milímetro de piel acariciada. Te abrazas, te acaricias, lentamente te vas quitando la ropa, desnuda te contemplas y no te reconoces y haces un esfuerzo por llorar, pero ya no hay lágrimas. Esta vez no. 


Lentamente ordenas los trozos de cordura que te quedan y emprendes nuevamente el viaje.

Porque sabes que tu destino es girar y girar en el mar eterno de la muerte. Sabes que poco a poco volverás a colocarte la armadura, y cuando cese la música, te habrás ido. Dirás nuevamente adiós a todo lo amado. La vida y sus caminos empezarán de nuevo, beberás otros vinos, cruzarás otros bosques, navegarás otros mares, surcarás otros lagos, contemplarás otras tierras, otros amaneceres rompiendo en la soledad perpetua de tu alma de luz...
Sin embargo, esta vez sabrás que el viaje no ha sido en balde, porque esta vez has conocido tu verdad:

Que el que ama
Verdaderamente,

Solo ama,

No espera

Y agradece al amado 
Todo lo recibido...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.