Follow by Email

jueves, 3 de octubre de 2013

Mares como lunas

¿Sabes a lo que he tenido que renunciar por un sueño?
Y el sueño se hizo realidad
Y ese sueño, eres tú...

Por eso...

Algunos días 
me voy filtrando hasta tu alma
como pájaros que pasan 
sin hacer ruido entre las primeras hojas secas del otoño...

Qué solitarios mis pasos, hoy, 
en el bosque, 
mientras despunta el alba
entre las ramas secas 
de los álamos...

¿Qué luz se abre, antigua, 
ante el mundo,
brotando a dentelladas 
desde los más profundo del ser?

¿Sientes, como yo, 
el frío rosado del cielo 
mientras amanece?

Dime...dime si en algún lugar 
de tu árido corazón
golpeó alguna vez el mar...

Dime si aún sientes ese perfume
que respira, invisible, inmóvil
entre tu piel y mi alma...

Y si alguna vez, tu boca,
por un instante infinito,
tu beso, tu roce, tu deseo,
fue como una de esas lunas 
que surgen del mar, a veces, 
entre dos cuerpos que se aman...











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.