Follow by Email

martes, 4 de febrero de 2014

El mar de las palabras no dichas...

Las palabras que no dijimos

Las cosas que no hicimos,

Todo aquello que no te permites sentir...

Te gustaría que muriera todo en esta playa,

Que cayera en el olvido...

Y se que lo intentas, sí, olvidarme, 

(me lo han dicho)

Dejar de pensar en mi, en ti, en un posible nosotros..

Pero has de saber, que las palabras que no decimos

Se nos acumulan en el cuerpo, 

Nos llenan el alma de gritos mudos,

Se transforman en dolor, en insomnio, en 

desasosiego, en melancolía.

Lo que no decimos se transforma en nostalgia, 

en destiempo, en deuda, en remordimiento.

Caen en el profundo pozo 

de las asignaturas pendientes,

Se transforman en insatisfacción, en tristeza, 

en frustración.

Porque  todo aquello que no decimos, 

todas las palabras ocultas, se enquistan en el 

corazón, terminan en el mar de las palabras

no pronunciadas y lentamente, 

nos matan el alma...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.