Follow by Email

miércoles, 13 de febrero de 2013

Te amo en una sucesión indescriptible de olas y silencios


Siento el océano con sus abismos, el viento, la tormenta, la lluvia, el vendaval.
Siento esta corriente, que me empuja, hacia donde no quiero navegar...

Siento el silencio de la noche, la fugacidad de las estrellas, el aroma de las rosas, el río,  la cascada, el bosque, la gota de rocío, el mar...
Y que me duele el frío de las estrellas si siento que no estás...

Siento el crepúsculo, la primera luz del mundo, la primavera rompiendo en los cerezos, el alba, la muerte de la noche, la aurora, el valle 
...y tras el invierno,  la primera flor de azahar...

Siento que te amo en una sucesión indescriptible de olas y silencios.... en las barreras del tiempo y en los límites de la eternidad…


Siento el revivir de la lluvia, el murmullo del frío, la madrugada, el vértigo, el latido de la tierra, el parto del fuego, la piel del aire, el renacer de las estrellas, 
la claridad del deseo, la semilla, la raíz, el despertar
de un sueño, siento...
Amarte, créeme, lo siento, siento amarte sin límites,
sin poder ocultar esta verdad…

Siento que no hay distancia entre dos cuerpos que no se pueda superar y lo que más siento, es no poder amarte cada día más…


Siento que lo que siento es más fuerte de lo que mi  corazón puede abarcar
Y que a veces creo que me amas, como un mar de fondo contra el que no puedes luchar…

Siento una corriente de retorno que nos empuja hacia el interior de una sima abisal
Y que ya no hay espacio, ni límites, ni fuerza en el universo que de ti me pueda apartar...

Siento que después de ti solo hay vacío, 
que ya no hay ni habrá jamás, nada ni nadie más
Y que eres, contra todo pronóstico,

Tú  

Mi principio,
Tú, mi final…


















Mar González 14 de Febrero de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.