Follow by Email

viernes, 25 de enero de 2013

Ser, azul, como mi alma...


        
     Hoy me he sacudido la tristeza y he mirado de frente al mundo. 

El mundo tiene la mirada azul, limpia, clara y transparente. 

Hoy observo mis pensamientos. 

Contemplo cómo se alejan, enredados entre las olas, mientras yo permanezco en lo más profundo y nada me perturba esta vez. 

No tengo miedo porque no he olvidado mi origen. 

No existe la separación, no existe la duda. 

Donde habita lo más profundo de mi ser, en ese espacio azul sin paredes del mar, no podrá alcanzarme la mentira, ni la manipulación ni la violencia, porque el temor separa, compite, descalifica, pero aquí, en este fondo azul de agua, solo hay paz. 

Aquí todo lo que parece importante se diluye, todo lo que es oscuridad se desvanece, en este océano puedo llegar al final de mí misma y contemplar, con sorpresa, que este fondo de arena suave ensartado de caracolas blancas como un tapiz de nácar vegetal, de sol filtrándose a través del agua, entre ondas esmeraldas, es,  en realidad, mi alma.

Y es en ese momento en el que descubro que:

"DESDE DONDE" UNO ES
                                                     SE ES
                                                                 SIN MÁS










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.